BlogVer todas las entradas

11 junio, 2018 blog · Transformación digital

La gestión de los activos de la infraestructura inteligente

infraestructuras inteligentes

Por lo general el término “infraestructura “ha sido y es utilizado para definir estructuras grandes y complejas. En este artículo nos centraremos en la infraestructura como un concepto que engloba dichas estructuras grandes y complejas, instalaciones, edificios, elementos urbanos y en general el conjunto de componentes y activos que impulsan la actividad de una organización ya sea pública o privada.

La evolución tecnológica ha impulsado el cambio en la gestión de las infraestructuras hacía lo inteligente, el enfoque tradicional ha pasado al segundo plano.  Tanto las infraestructuras públicas, urbanas, de transporte ya sea marítimo, ferrocarril, por carretera, aérea, así como las infraestructuras de energía, electricidad, hidráulica, de telecomunicaciones …etc. han cambiado sus procesos en la gestión, el mantenimiento y la administración de los activos físicos.

¿Qué es una infraestructura inteligente?

Una infraestructura inteligente es aquella que ofrece una total gestión de sus elementos a través de diferentes medios y herramientas tecnológicas que ayudan a las organizaciones a conseguir sus objetivos de productividad, eficiencia y seguridad.

En la actualidad se busca mayor calidad de los datos y el poder recopilarlos en tiempo real; a su vez la visión general y la capacidad analítica del ciclo de gestión de cualquier infraestructura se vuelven imprescindibles.

¿Por qué se hace necesaria la gestión inteligente de las infraestructuras?

GESTIÓN INTELIGENTE DE LAS INFRAESTRUCTURAS DEL SECTOR PÚBLICO

Los Gobiernos estatales y locales se encuentran bajo presión para optimizar los gastos y asignar los recursos de manera eficiente. Además deben demostrar el cumplimiento y alinearse con los objetivos de rendimiento nacional que forman parte de las regulaciones pertinentes. Ahora es el momento en el que las administraciones públicas se vuelcan en proporcionar una imagen completamente transparente respecto a los activos de las infraestructuras, su ubicación, valor, cantidad entre otros.

EL PERFIL DEL CIUDADANO HA CAMBIADO

Los ciudadanos esperan que sus gobiernos estatales y locales brinden los mismos tipos de servicios móviles que el sector privado. Quieren servicios relevantes y ágiles que les permitan usar sus dispositivos para hacer todo, desde recibir alertas de tráfico y revisar los horarios de los autobuses, hasta conocer el estado de las obras viales, calidad del aire …etc.

BIG DATA EL GRAN PROTAGONISTA

Según un estudio de Gartner se prevé que en 2020 se llegará a 20,4 mil millones de “cosas” conectadas. Es decir, la integración de los datos y las tecnologías conectadas representan importantes desafíos del hoy y del mañana.

En la actualidad ya hemos podido notar como la transformación digital ha influido de manera significativa en el modo en el que las organizaciones aplican los dispositivos móviles, cámaras de vídeo, sensores y otras tecnologías conectadas a la red para monitorizar y administrar los activos de la infraestructura, en definitiva el volumen de los datos se dispara.

La mayoría de los datos provienen de Internet de las Cosas (IoT), y hay que tener en cuenta que los datos no solamente vienen de fuentes fijas, sino una gran parte procede de activos en movimiento como por ejemplo, flotas de transporte, camiones de residuos, trabajadores en campo, entre otros.

MOVILIDAD EMPRESARIAL Y LA FUERZA DE TRABAJO MÓVIL

Los equipos de reparación, operarios de mantenimiento y otros trabajadores en campo requieren de datos de los activos de la infraestructura, y que estos que sean fácilmente accesibles para hacer su trabajo de manera más eficiente y efectiva. Los gerentes de los activos necesitan saber la ubicación de los trabajadores en el campo para programar su tiempo y desplegarlos adecuadamente.

Además, el principal desafío es recolectar, administrar y proteger los datos que se han generado, así como analizarlos adecuadamente para poder proceder a la toma de decisiones, o en su caso minimizar y anticiparse ante los riesgos.

TECNOLOGÍAS CONECTADAS Y LA GESTIÓN DE DATOS EN TIEMPO REAL

Para abordar los desafíos de gestión de activos y oportunidades de las infraestructuras, las organizaciones con visión de futuro están implementando soluciones de software para aprovechar al máximo el poder de los datos basados en la ubicación en tiempo real provenientes de los sensores. Los sensores recopilan y transmiten información sobre el estado de la infraestructura física indicando las ubicaciones, estado de las carreteras, iluminación y otros activos.

Las soluciones de software proporcionan la recopilación de datos automatizada, el análisis y brindan datos que facilitan a las organizaciones tomar decisiones informadas sobre la reparación, el mantenimiento, la anticipación ante los riesgos y la inversión en los activos de infraestructura crítica.

También sientan una base para ayudar a las organizaciones darse cuenta del valor económico completo y oportunidad que se encuentra dentro de sensores y otras tecnologías inteligentes.

EL VALOR DE LA GEOLOCALIZACIÓN

La inteligencia de ubicación integrada es el núcleo de la infraestructura inteligente. Las organizaciones con enfoques tradicionales envían a sus trabajadores calificados con el fin de evaluar la condición de las carreteras, puentes, alcantarillas u otros activos. Hacerlo es lento y costoso, especialmente cuando no se dispone de las herramientas que agilicen todo el proceso.

La inteligencia de ubicación permite a las organizaciones vincular la ubicación física de un activo y los datos operacionales, así como minimizar las visitas in situ y optimizar otras tareas que requieren de intervención humana. Si un puente se rompe o es golpeado por un coche, por ejemplo, la infraestructura inteligente puede usar datos geoespaciales provenientes de uno o más sensores en el puente para iniciar automáticamente un flujo de trabajo. Comenzando por la notificación del problema a solventar al personal apropiado y la priorización de la orden de trabajo relacionada, despliegue del trabajo de los equipos y por último la coordinación de otras acciones asociadas.

A medida que maduran las iniciativas de infraestructura inteligente, la inteligencia de ubicación se emplea cada vez más para identificar la congestión del tráfico, calcular una alternativa de rutas para los conductores, rastrear equipos de trabajo específicos y desplegarlos de manera eficiente, entre otros procesos.

¿Cuáles son los componentes importantes de la infraestructura inteligente?

  • El ciclo de vida de los activos
  • Capacidad analítica
  • Monitorización / Control/ Supervisión y Planificación
  • Almacenamiento
  • Utilización de la red
  • Disponibilidad
  • Consumo de energía y ahorro energético
  • Cuestiones ambientales
  • Instalaciones
  • Activos físicos y virtuales
  • Operaciones de red inalámbrica y por cable
  • Hardware
  • Software
  • Seguridad y la Ciberseguridad
  • Conectividad móvil
  • Actualizaciones de mantenimiento / servicio

¿Qué beneficios aporta la inteligencia en la gestión de la infraestructura y de sus activos?

  • Total visión y gestión del ciclo de vida de la infraestructura y de sus activos (desde la planificación, hasta la operación y la eliminación o el final de la vida útil)
  • Optimización, asignación y previsión de los recursos
  • Aumento de la satisfacción de los ciudadanos y considerable mejora en la calidad de los servicios públicos prestados
  • Mayor seguridad
  • Al emplear el Big Data de modo adecuado se obtiene información de calidad y en tiempo real, permitiendo a las organizaciones tomar decisiones en base a los datos analizados
  • Aumento de la capacidad analítica mediante el análisis de tendencias, informes y datos de distintas fuentes
  • Obtención KPi´s, indicadores de rendimiento
  • Incorporación de mantenimiento predictivo que mejora la eficiencia operacional
  • Maximiza el tiempo y la productividad de los trabajadores
  • Apoyo en el cumplimiento regulatorio
  • Asignación proactiva de recursos y la planificación de los presupuestos
  • Control de los costos y la toma decisiones de gasto informada
  • Conocimiento sobre el uso de la red y controles de estado del sistema
  • Prevención y minimización de los riesgos

¿Qué hay que tener en cuenta para implantar una estrategia de inteligencia de la infraestructura?

  • Escalabilidad y actualización de las soluciones
  • Integración de todas las áreas de la organización aplicando soluciones de inteligencia operativa
  • Capacidad de integración con servicios en la nube, back office, Big Data, aplicaciones, dispositivos móviles, sensores y otras tecnologías.
  • Interfaces fáciles y sencillas de utilizar que proporcionen ubicación geográfica, los mapas e información relacionada de los activos
  • Flexibilidad para conectarse, acceder y manejar los datos de los activos
  • Capacidad analítica y el poder convertir los datos en recursos procesables que puedan proporcionar información de alto valor para la toma de decisiones y para la anticipación ante los riesgos
  • Plataformas móviles, la movilidad empresarial y la gestión de servicios en campo (Field Service Management, en inglés)
  • Portal interconectado y de autoservicio

En CIC tenemos una amplía experiencia en la gestión inteligente de las infraestructuras. Disponemos de 3 potentes herramientas, IDboxRT- recopila, procesa y analiza grandes cantidades de datos de distintas fuentes, FIELDEAS - ofrece soluciones de movilidad empresarial e impulsa el trabajo en campo y la fuerza móvil de una organización, y SGRwin – es una potente herramienta para la gestión de redes.  Somos expertos en la transformación digital de la gestión de las infraestructuras, conoce nuestros productos y servicios y pasa de lo tradicional a lo inteligente.

En CIC desarrollamos soluciones y servicios TIC para infraestructuras en ferrocarriles aeropuertos, edificios y redes de telecomunicaciones

Solicite más información