BlogVer todas las entradas

15 agosto, 2016 Blog · Ciberseguridad · PYME

VPN o cómo trabajar de forma segura también en verano

VPN o como trabajar de forma segura también en verano

Cada día es más difícil desconectar totalmente del trabajo en vacaciones. Muchos necesitamos atender asuntos en esos días. Normalmente son pequeñas tareas que podrían resolverse fácilmente si estuviéramos en la oficina pero que no podemos hacer al no estar conectados a nuestra red corporativa o que podríamos hacer a través de Internet de forma poco segura.

Además en verano nuestros hijos están de vacaciones y conciliar la vida familiar con la laboral resulta más difícil. En estos casos trabajar a distancia podría ser una solución, pero no debemos olvidar que es prioritario hacerlo garantizando la seguridad de la información en todo momento.

La diferencia es que en las empresas, los empleados tienen sus equipos conectados para colaborar y compartir información a través de una red interna o red de área local (LAN). Estas redes internas, se conectan a Internet mediante un equipo de interconexión, que les permite navegar por Internet o comunicarse con clientes, proveedores o con personal propio alejado geográficamente.

Pero cuando no estamos en la oficina, lo que ocurre es que los datos transmitidos a través de Internet son mucho más vulnerables que cuando viajan por una red interna de la organización, ya que la ruta tomada no está definida por anticipado, lo que significa que los datos deben atravesar una infraestructura de red pública que pertenece a distintas entidades. Por esta razón, es posible que a lo largo de la línea, un usuario, espíe la red o incluso secuestre la señal. En este caso, la información de una organización o empresa se vería comprometida.

Entonces ¿Qué opciones tenemos para trabajar en remoto de forma segura?

Redes privadas virtuales o VPN. ¿Por qué utilizar una VPN?

Una solución es establecer conexiones seguras conectando redes remotas mediante líneas dedicadas, pero en la mayoría de los casos esto no es posible y lo que se hace es utilizar Internet como medio de transmisión, pero usando un protocolo de túnel. Esto significa que los datos se encapsulan antes de ser enviados de manera cifrada. Cuando se utiliza este tipo de conexión estamos hablando de una Red privada virtual o VPN.

Se dice que esta red es virtual porque conecta dos redes “físicas” (redes de área local) a través de una conexión poco fiable (Internet) y privada porque sólo equipos que pertenecen a una red de área local de uno de los lados de la VPN tienen acceso a los datos.

Este sistema es mucho más económico que utilizar una línea dedicada, ya que solo necesita un equipo hardware o software en la red física a la que queremos conectar, aunque no garantiza una calidad de servicio comparable a la que tendría una línea dedicada, al utilizar una red física pública compartida y que por lo tanto no está garantizada.

Por tanto la red VPN ofrece la posibilidad de acceder desde tu propio ordenador a la red corporativa de forma segura utilizando Internet, funciona igual que si estuviera en la misma red y todos los datos se envían de forma segura a través de esta red privada.

Al trabajar con una red privada, los  datos que se mueven a través de la red VPN se encuentran seguros y protegidos. Lo cual es importante a tener en cuenta dado que a todos nos preocupa que la seguridad de nuestra información personal o empresarial, esté garantizada en Internet.

Desde las empresas, ofrecer esta posibilidad a sus empleados, durante épocas del año como el verano o navidades, o planteárselo como opción para que empleados que se desplazan habitualmente o con hijos pequeños, puedan compatibilizar su labor de padres, y su trabajo, puede mejorar sustancialmente la calidad del servicio que ofrecen y su imagen corporativa; además de fomentar el entusiasmo entre sus empleados, lo que influirá positivamente en la eficiencia y rentabilidad de las empresas.

Si tienes en mente implantar en tu empresa una red VPN, y te decides por hacerlo, puedes contar con nosotros