BlogVer todas las entradas

18 febrero, 2014 Blog · e-Commerce · Movilidad · PYME

Showrooming, nuevas oportunidades para los retailers

Showrooming, nuevas oportunidades para los retailers

En sus principios a este término se le llamo “Webrooming”, ya que muchos consumidores utilizaban Internet para la búsqueda de información de productos y servicios, pero elegían realizar la compra en la tienda física, ya que la compra online no era de confianza. Sin embargo, a medida que los consumidores han perdido miedo a las compras a través de Internet, se está produciendo el desarrollo del  “Showrooming”.

Se trata de un giro en los hábitos de los consumidores que supone un cambio para la empresa, teniéndose esta que adaptarse al mundo digital, ya que esta técnica origina más de la mitad de todas las compras por Internet.

El perfil de un Showroomer es del tipo de un comprador joven, normalmente usuario de tecnología. Suelen ser personas con un poder adquisitivo medio-alto y activos en el uso de la Red y redes sociales.

Showrooming, compra desde su móvil.

A través del Showrooming, el consumidor puede mirar el producto en el que está interesado y comparar en tiempo real los precios y variedades del mismo producto en distintas webs, y a partir de ahí, decide desde su propio dispositivo en que web quiere adquirir el producto.

Muchas empresas están aprovechando esta nueva tendencia, desarrollando aplicaciones que incluyan el escaneo de códigos de barra con el móvil, con el fin de buscar las mejores ofertas en toda la Red.  Las tiendas minoristas deben hacer un mayor uso de las nuevas tendencias y de la tecnología para no perder consumidores, ya que cuando una tienda no consigue vender su producto a un showroomer, es muy poco probable que esa compra vuelva a tener alguna oportunidad de realizarse.

El comercio móvil debe adaptarse para llegar al consumidor, por ello las tarjetas de crédito o el dinero dan paso a sistemas de pago a través del teléfono móvil, teniendo la información almacenada en el dispositivo, pudiendo realizar las compras desde cualquier lugar y en cualquier momento. La tecnología GPS es una nueva tendencia que abre un abanico de posibilidades para los retailers. La geolocalización permite a los minoristas competir, conociendo a los consumidores, sabiendo cual es su ubicación y las necesidades del mismo, de manera que el retailer pueda ofrecer promociones especiales, dirigidas a su público objetivo.

La tecnología avanza de la mano de los nuevos hábitos de los consumidores,  por ello las empresas, si quieren vender sus productos y sobrevivir entre tanto cambio,  tienen que realizar una apuesta muy fuerte por el uso de la Red.