BlogVer todas las entradas

26 mayo, 2015 Blog · PYME

¿Cuál es la importancia de la Formación continua en las empresas?

Formación

La evolución de la Formación continua que se ha venido experimentando en España es bastante notable en los últimos años.

Día a día las necesidades de formación son más importantes y ya no basta con haberse formado en una determinada profesión, también es esencial actualizar y profundizar en los conocimientos adquiridos de forma continuada. La rutina diaria, el cumplimiento de objetivos y  la “falta de tiempo” nos lleva a dejar en último plano algo tan importante como es renovar los conocimientos, tanto de los trabajadores como de los propios directivos pero debemos de sabes que una formación continua es una de las cosas más importantes a llevar a cabo en las empresas.

Bien es cierto que la experiencia diaria nos enriquece y ayuda a cumplir las expectativas marcadas, sin embargo debemos tener en cuenta que la formación no es una pérdida de tiempo o un gasto para la empresa sino todo lo contrario, es una inversión a largo plazo.

Por esto, no sólo la empresa tiene que entender la Formación como una inversión, también el propio trabajador debe valorarlo así, teniendo en cuenta que por un lado va a aportar un mayor valor a su empresa y por otro va a aumentar notablemente su enriquecimiento intelectual y personal.

Pero también es necesario que las herramientas de formación sean eficaces. Es muy importante que los empleados no sientan que la formación que están realizando es una pérdida de tiempo. La formación tiene que estar adaptada y personalizada lo máximo posible a las necesidades de cada empleado. De esta forma los empleados sienten que el tiempo que están invirtiendo en esta cuestión será de utilidad y les ahorrará tiempo en el futuro en sus tareas diarias, en definitiva, les hace más productivos.

El beneficio de la formación no es sólo para el trabajador, sino también para la empresa, ya que para ambos supone una inversión para enfrentar los retos del futuro:

  • Beneficia la igualdad de oportunidades y la promoción personal y profesional.
  • Facilita al trabajador prepararse para la toma de decisiones y para la solución de problemas.
  • Logra metas individuales.
  • Eleva el nivel de satisfacción en el puesto de trabajo.
  • Ayuda a la integración en la empresa.
  • La existencia de subvenciones y bonificaciones en la formación incide, de manera directa, sobre las decisiones de formación en las empresas.
  • La formación interna tiene sobre la productividad es evidenciable a corto y medio plazo, tiene efectos positivos sobre los salarios y constituye una garantía parcial de estabilidad en el empleo dentro de la empresa a largo plazo.
  • Las empresas tienden cada vez más a invertir en la formación de los recién contratados y a mantener planes estables para la plantilla en su conjunto.

CONCLUSIONES DE UNA FORMACIÓN CONTINUA

Gracias a una formación de calidad se consigue una mejora de las competencias del puesto de trabajo, indispensables para fortalecer la situación competitiva de las empresas y su personal.

La formación continua en la empresa es casi una obligación hoy en día. Con una empresa que tiene que adaptarse a múltiples cambios, ser flexible y conseguir que sus recursos humanos sean lo más eficaces posibles para maximizar la productividad, la formación es el camino que debemos recorrer para lograrlo.

Por último la formación tiene que servir para adaptarnos a los cambios y minimizar errores. La empresa está en constante evolución y tenemos que realizar nuevas tareas cada cierto tiempo. Si tenemos un plan de formación la curva de aprendizaje se reducirá enormemente y se conseguirá adaptarse a los cambios de forma rápida y eficaz.

Desde CIC Consulting Informático estamos en continua formación, tanto interna como externa. Conseguimos que nuestro personal esté siempre adaptado a las últimas tecnologías y soluciones implantada por CIC, fortaleciendo la plantilla y mejorando la productividad.