BlogVer todas las entradas

27 abril, 2015 BI+Big Data · Blog

“I’m a Big, Big Data in a Big, Big World…”, o qué entendemos por Big Data…

Big Data

¿Qué es Big Data? Se habla mucho de este tema pero de forma diferente. ¿Realmente somos conocedores de Big Data? La definición resulta, como el propio nombre nos indica, demasiado “big” y se nos escapa de lo que estamos acostumbrados a manejar. Parece ser que es urgente que generemos y consumamos el mayor volumen posible de datos, pero ¿sabemos para qué nos sirve? ¿De qué forma tenemos que consumirlos y qué beneficios obtenemos después de todo esto? ¿Es una cuestión que tiene que ver con tecnologías? Veamos…

Los datos es un activo corporativo, porque pertenece a una organización. Pero por sí solos, los datos no generan el valor añadido a la empresa o al producto/servicio que ella puede ofrecer. Además, hay que segmentar los datos ya que algunos son de más valor para algunos grupos que otros. Lo atractivo es entender toda esta información para sacar algo llamativo y nuevo que nos permita mejorar el posicionamiento de nuestra marca, en definitiva, hacernos más visibles.

Y este tipo de innovación es el resultado del alineamiento de los procesos actuales de la empresa con los datos obtenidos a partir de todos los niveles. Reconocemos y entendemos los datos que nos rodean, extraemos lo más importante de ellos (es decir, aplicamos técnicas de procesamiento de datos) y los convertimos en la información útil para nosotros que sirve para generar nuevas ideas que, a su vez, se aplicarán a nuevas formas de llevar el negocio, entender al cliente, y ofrecer nuevos productos y servicios si es lo que exige el mercado. Durante todos estos procesos nos vemos obligados a analizar nuestro entorno y tomar decisiones. Nuestra aspiración como organización, no es solo sobrevivir sino ser el primero. Según Klaus Schwab, el fundador y Jefe Ejecutivo del Foro Económico Mundial, lo que prima actualmente es la rapidez – no se trata de que el pez gordo coma al pez flaco, sino que el pez rápido coma al lento.

Ser pez rápido en el mercado significa ser inteligente y listo. Vivimos en el mundo de la inmediatez, de fácil acceso a la información – lo difícil es sacar tiempo para analizar todo, y en tiempo real parece misión imposible. Es indiscutible que debemos apoyarnos en la tecnología moderna. Vendemos el conocimiento que es algo único, por tanto, nuestra oferta basada en el conocimiento también es única. Esto hace que seamos muy selectivos con las herramientas tecnológicas que hay en el mercado.

¿Qué exigimos de todas ellas? ¿Cuáles son nuestras prioridades? Necesitamos integrar y centralizar los datos en un único repositorio porque nos interesa acumular la información y tener las herramientas adecuadas para aplicar diversos análisis. Pero también nos sentimos incómodos si no sabemos lo que está pasando ahora, por tanto, queremos ver un dashboard con lo que nos interesa en tiempo real – aunque es un tipo de información volátil, la necesitamos para estar informados. Exigimos la información de calidad, porque sin ella no ofrecemos ningún valor añadido. Al final, la tecnología es un elemento muy importante a la hora de tratar datos, especialmente cuando se trata de enormes volúmenes de información, pero la cuestión de Big Data no es un problema puramente tecnológico sino humano.

En CIC, a través de la tecnología, queremos ir más allá del invento “Big Data” – queremos ofrecer algo irresistible y novedoso pero a la vez probado por la comunidad de usuarios para confirmar su eficacia. Se trata de una experiencia que se convierte en una solución que se adapta de la mejor forma posible a las necesidades del usuario. Se trata de Business Intelligence. ¿Quieres aplicarlo a tu negocio?